Visión

El deporte y el juego son una parte importante del desarrollo apropiado y saludable de un niño. Basándose en esta visión, Johan Cruyff inició la Fundación Cruyff hace más de veinte años. El deporte mejora la condición física de los niños, les enseña a interactuar y les ayuda a su desarrollo personal. Desafortunadamente, no todos los niños pueden practicar deporte, por ejemplo, debido a la falta de espacio.

A través de proyectos como los Cruyff Courts, Patio14 y proyectos deportivos para niños con discapacidad, damos espacio a los niños para poder practicar deporte y hacer ejercicio. Estamos presentes en diferentes países, pues es importante ayudar a los niños de todo el mundo a mantenerse lo más saludables posible y trabajar juntos para ayudarlos a convivir en esta sociedad, a menudo compleja. Haciendo todo esto, seguimos trabajando desde los valores de Johan: profesional, voluntario, involucrado, positivo, conectivo, accesible y apasionado.

Nuestro objetivo es dar a todos estos niños el mayor espacio posible, con especial atención a los niños con más necesidades, y con un serio compromiso con la sostenibilidad. Nos gusta cooperar para lograr nuestros objetivos. Esto nos permite trabajar de forma sostenible y mejorar nuestro impacto en los siguientes cuatro aspectos:

  • · Salud
  • · Viabilidad
  • · Desarrollo personal
  • · Participación

Nuestra relevancia social es más grande que nunca. Los niños pasan más y más tiempo frente a una pantalla y pasan menos tiempo haciendo ejercicio o jugando en la calle. Su mundo se está volviendo más individualista y la obesidad infantil sigue en aumento. En otros lugares del mundo, hay mucha pobreza, abuso de drogas y discriminación de género. Esto evita que los niños obtengan el máximo provecho de ellos mismos y puede incluso llevarlos por un mal camino.

El deporte puede realizar un cambio para todos estos niños, ya que el deporte es un lenguaje universal para todos ellos, independientemente de su origen, cultura, religión o habilidad. El deporte fomenta el desarrollo personal, la confianza en uno mismo y la conexión, cosas a las que todos los niños, en cualquier parte del mundo, tienen derecho. Esta es la razón por la cual la Fundación Cruyff crea espacio para los niños. Para motivarlos a practicar ejercicio.