El número catorce es un número muy importante para la Fundación Cruyff. ¿Por qué? Porque Johan Cruyff siempre llevaba el dorsal número 14 en los partidos.